Stefan Gelcich, científico asociado del CCM, recibió distinción desde Australia por su trabajo con pescadores artesanales

El biólogo marino, Stefan Gelcich, fue premiado por trabajo en el que propone un modelo bio-económico para la protección de las zonas con regulación pesquera

El destacado científico chileno, miembro del Núcleo Milenio Centro de Conservación Marina, del Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad (CAPES) y académico de la Pontificia Universidad Católica, Stefan Gelcich, recibió el Premio a la Calidad en Comunicación de la Investigación, galardón otorgado por la Sociedad Australiana de Agricultura y Recursos Económicos (AARES, por sus siglas en inglés). El anuncio se realizó en la cena de la conferencia anual de la entidad, celebrada en Rotorua, Nueva Zelanda, en febrero de este año.

La distinción se debió al trabajo Accounting for enforcement costs in the spatial allocation of marine zones, realizado por Gelcich y los investigadores Katrina Davis, Marit Kragt y Steven Schilizzi. En el artículo presentan un modelo que optimiza los recursos económicos dirigidos a la mantención de zonas con regulación pesquera, las que actualmente son manejadas por comunidades de pescadores artesanales, permitiendo que éstos reciban mayores beneficios por administrar estas áreas.

El estudio fue realizado en la zona central de Chile, principalmente en las caletas de Algarrobo, El Quisco y Las Cruces. Los resultados indicaron que el modelo propuesto permite un aumento de biodiversidad marina en las zonas con regulación al prevenir la pesca furtiva y la sobrepesca. Junto con ello, el ingreso económico de los pescadores que administran las áreas aumentaría hasta en un 50 por ciento al tener apoyo para la vigilancia. Esto último variaría según el precio de mercado de los productos que exploten.

Gelcich indicó que la relevancia del estudio radica en que “es la primera vez que se incluyen datos socio-económicos espacialmente explícitos en la evaluación de áreas de manejo, por lo que se añaden, por ejemplo, costos de administración, mantención y vigilancia. Tomando en cuenta estos costos en el proceso y contando con apoyo de políticas públicas robustas, los pescadores artesanales podrían obtener mayores ganancias y una conservación más eficiente de la biodiversidad”. Sobre el premio, señaló que éste “reconoce lo novedoso de nuestra investigación y lo relevante que puede ser para otros países. Al mismo tiempo, le da mayor visibilidad al estudio”.