Programa “Chile es Mar” del Núcleo Milenio Centro de Conservación Marina se adjudica premio de la Fundación Ciencia Joven apoyado por UNESCO

Cinco iniciativas a nivel nacional fueron reconocidas con el Premio Innovación en Educación Científica 2014, entre ellas Chile es Mar, que ganó en la categoría Educación Científica No-Formal

Un importante reconocimiento recibió el área de extensión del Núcleo Milenio Centro de Conservación Marina (CCM) de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, pues su programa “Chile es Mar” fue galardonado con el Premio Innovación en Educación Científica 2014 en la categoría Educación Científica No-Formal.

En esta segunda versión del concurso, organizado por la Fundación Ciencia Joven con el apoyo de la Oficina Regional de Educación de UNESCO para América Latina y el Caribe, se reconocieron a cinco iniciativas nacionales por su enfoque en la solución de problemas y mejoras en las estrategias de educación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas a nivel escolar y universitario.

Una de ellas fue Chile es Mar, iniciativa que recibe a estudiantes y profesores  en la Estación Costera de Investigaciones Marinas (ECIM), ubicada en la localidad de Las Cruces, El Tabo. Allí realizan un recorrido por su sala de acuarios interactivos y aprenden de la gran biodiversidad de la costa chilena. Junto con ello, los monitores de Chile es Mar realizan charlas en distintas actividades nacionales y desarrollan programas de alimentación marina responsable. Su trabajo no sólo se realiza en el período escolar, sino también en verano, donde las familias y veraneantes, previa reserva, pueden ingresar a las instalaciones de ECIM para conocer los acuarios, interactuar con las especies marinas y recibir entretenidas charlas científicas.

Tras la ceremonia de premiación realizada el jueves 27 de noviembre en el Museo Nacional de Historia Natural, la coordinadora de terreno del programa de extensión del CCM, Yolanda Sánchez, comentó que “para que una iniciativa tenga fuerza y funcione, las personas que trabajan en ella tienen que tener las ganas, estar contentos con su labor y contar con mucho apoyo. Hay que realizar un trabajo en conjunto que apasione a todos”.

Oscar Contreras-Villarroel, director ejecutivo de Fundación Ciencia Joven, indicó que “estamos muy felices de poder reconocer un nuevo año, en conjunto con UNESCO, a las personas que están innovado en la forma que se enseña la ciencia y tecnología. Esperamos éstas iniciativas sean una inspiración y una herramienta para todos los jóvenes y profesores interesados en ciencia”.

Los otros ganadores, seleccionados por un jurado conformado por reconocidos expertos y Premios Nacionales de Ciencia, como los doctores Juan Asenjo y Patricio Felmer, fueron:

Categoría Educación Científica Formal

“Científicos de la Basura”: Red Nacional de Investigación Escolar, desarrollada desde el año 2007 por investigadores de la Universidad Católica del Norte.

Categoría Educación Científica Superior

“A mover el cuerpo”: Exposición científica educativa y cultural realizada en la ciudad de Talca.

Categoría Formación Docente

“Química Verde”: Es un nuevo enfoque de las enseñanza de la química impulsado por el Centro Interdisciplinario de Líquidos Iónicos (CILIS).

Categoría Educación y TICs

“Videojuego Kokori”: Videojuego que promueve mediante una estrategia innovadora y lúdica los conceptos de biología celular en alumnos de enseñanza básica y media.

foto oficial 2

 

 

Ganadores de la cinco categorías. Javiera Roa, Kokori; Yolanda Sánchez, Chile es Mar; Celeste Kroeger, Científicos de la basura; Bernarda López, A mover el cuerpo y José Figueroa, Química Verde.
Foto: Organización Premio Innovación en Educación Científica 2014