Directora e investigadora del Centro de Conservación Marina colaboran en la creación del libro “Reservas de la biosfera de Chile: Laboratorios para la sustentabilidad”

Aportar al conocimiento del país y la conservación de los ecosistemas. Ese es el objetivo del libro que contó con la participación de investigadores de Chile y Austria

Luego de tres años de trabajo, este 20 de mayo se lanzó el libro “Reservas de la biosfera: laboratorios para la sustentabilidad”, el cual fue desarrollado por 36 científicos de Chile y Austria pertenecientes a distintas instituciones académicas como la Pontificia Universidad Católica de Chile, el Instituto de Geografía de la Universidad de Innsbruck y el Instituto Interdisciplinario de Investigación sobre la Montaña de la Academia de Ciencias Austriaca, entre otras.

El libro fue editado por el geógrafo y doctor en Ciencias Naturales, Andrés Moreira, y el catedrático de Geografía de la Universidad de Innsbruck, Axel Borsdorf.

101_0292

En la ceremonia de lanzamiento -realizada en el Salón de Honor de la Casa Central de la Pontificia Universidad Católica- Moreira señaló que “la educación para la sustentabilidad va hacia la recuperación del destrozado vínculo con la naturaleza, para conocer que nos debemos a la Tierra y que tenemos un deber divino con ella: Cuidarla, protegerla”.

El texto tiene como objetivo ser un aporte al conocimiento de los ecosistemas de nuestro país y, al mismo tiempo, a su conservación y protección. Haciendo un recorrido desde el Parque Nacional Lauca hasta el Cabo de Hornos, busca la armonía entre la protección de la naturaleza y el desarrollo del país.

Para ello se incorporaron los trabajos de investigación de distintos especialistas, como la profesora de la Facultad de Ciencias Biológicas UC y directora del Centro de Conservación Marina (CCM), Miriam Fernández, y la estudiante de doctorado y también miembro del CCM, Catherine González. Ambas especialistas colaboraron con el artículo “Reserva de la Biósfera Archipiélago de Juan Fernández: endemismo para conservar”, escrito junto a Rodrigo Vargas y Cecilia Smith-Ramírez.

101_0295

Catherine González se refirió a la necesidad de incluir los ecosistemas marinos en la red de Reservas de la Biosfera, pues éstos son de suma importancia, sobre todo en un país como Chile. “Hay una carencia de representatividad de ecosistemas marinos en las Reservas de la Biosfera de nuestro país. Un indicador de esto es que el análisis de representatividad de ecosistemas protegidos en las reservas de la biosfera se hizo usando las formaciones vegetacionales terrestres como indicador de ecosistemas. De las diez reservas existentes en Chile, sólo la de Cabo de Hornos incluye hábitats marinos. El modelo de protección que se practica en las Reservas de la Biosfera es la integración de la protección de la biodiversidad con la del patrimonio cultural, por lo tanto, es deseable que se incorporen áreas marinas, ya que la extensa costa de Chile tiene un enorme patrimonio cultural y biológico”, señaló la profesional.

La directora del CCM, Miriam Fernández, indicó que “este libro es sumamente relevante para analizar a gran escala las medidas de conservación, su distribución geográfica, sus objetivos, y también para destacar un gran vacío: que las reservas de la biosfera de Chile no han llegado al mar, siendo que éste comprende más del 70% del territorio nacional. Eso es lo que resaltamos en nuestro aporte, la necesidad de extender la protección al mar, generando instrumentos adicionales de conservación contemplados en la legislación chilena. Juan Fernández representa el primer paso en esa dirección con la creación del Área Marina Protegida de Múltiples Usos”.

Cabe señalar que el libro ahonda en las diez Reservas de la Biosfera chilenas: Lauca, Fray Jorge, La Campana, Archipiélago Juan Fernández, Nevados de Chillán – Laguna del Laja, Araucarias, Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes, San Rafael, Torres del Paine y Cabo de Hornos.

101_0287