Stefan Gelcich, Investigador Asociado de CCM, obtuvo beca de investigación Pew 2014 en Conservación Marina

Gracias a su trabajo de investigación en sistemas socioecológicos y la búsqueda de nuevas alternativas para la conservación de la biodiversidad costera, el biólogo marino e Investigador Asociado del Núcleo Milenio Centro de Conservación Marina, Stefan Gelcich, obtuvo la beca Pew 2014, siendo uno de los cinco beneficiados a nivel mundial.

La beca –que otorga una suma de 150.000 dólares para investigación- le permitirá desarrollar una propuesta de trabajo que busca generar incentivos económicos para crear zonas no extractivas en áreas de manejo administradas por pescadores artesanales de la costa de Chile, y así conseguir la protección de la biodiversidad de los ecosistemas marinos y la obtención de beneficios ecológicos a largo plazo.

“Se podría decir que buscamos otorgar incentivos por no uso. Cuando se demuestre que en dichas zonas ha mejorado la biodiversidad, se entrega el incentivo, pero estamos hablando de tres a cinco años de trabajo. La idea es establecer programas piloto para analizar cómo funcionarían estas zonas”, indicó el científico.

Para ejecutar esta investigación se plantea trabajar desde las bases, interiorizándose en las necesidades de los pescadores artesanales. Es por ello que se realizará un amplio trabajo político social, ahondando en el tipo de contratos que ellos tendrían por no usar dichas áreas, qué tipo de certificación es la necesaria y los clientes objetivos, quienes entregarían los incentivos económicos. Sobre este último punto, se estima que los potenciales clientes serían filántropos, el mercado relacionado a la comida sustentable y proyectos empresariales que generen impactos ambientales sobre ecosistemas marinos.

Ciencia desde las bases

Stefan tiene la convicción de que la comunidad tiene el poder para gatillar grandes cambios, ya que en los últimos años ésta ha logrado empoderarse y manifestar sus necesidades. Es por ello que ha puesto sus energías en desarrollar alternativas de conservación que partan desde las bases -en este caso los pescadores artesanales- y no al contrario. “Soy un convencido que la comunidad, ya sean pescadores artesanales, juntas de vecinos, clubes deportivos o cualquier agrupación de la sociedad civil, tiene la fuerza para alcanzar grandes logros. Y si la conservación y la sustentabilidad no avanzan de la mano junto a ellos, junto a la comunidad, no alcanzaremos el desarrollo. La sociedad civil está dispuesta a asumir esta responsabilidad, pero también desea obtener beneficios de su esfuerzo, ya sean económicos o de otro tipo y, como científicos, tenemos la responsabilidad de explorar estas nuevas alternativas, pues no existe una sola forma de resolver los problemas”, comentó.